Foto 1

Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6

Mercedes desvelará en Los Ángeles un nuevo crossover por debajo del GLA con el que competir con el futuro Audi Q1 y la extensa oferta de crossovers urbanos. El pequeño está propulsado por hidrógeno y electricidad. Tecnológicamente cuenta con innovadores sistemas para la recarga de las baterías a través de la carrocería y suspensiones.

La gama GL de Mercedes se ampliará por su parte más baja. Mercedes presentará durante el Salón de Los Ángeles el G-Code Concept, un prototipo mini crossover por debajo del GLA diseñado en conjunto por el estudio de diseño de los alemanes de China y Alemania.

mercedes-g-code-concept-nuevo-mini-suv-e

El nuevo G-Code muestra el futuro crossover urbano que plantará cara al Audi Q1.

Este Mercedes G-Code mide 4100 mm de largo, lo que significa 137 mm menos que el GLA, pero sin embargo resulta ser 96 mm más ancho y 6 mm más alto (1900 y 1500 mm respectivamente). El vehículo de producción se enfrentaría cara a cara al futuro Audi Q1 entre otros.

La pintura “multi-voltaica” genera energía a partir de la luz solar y de la fricción del viento sobre la carrocería.

Exteriormente presenta unas líneas simples, minimalistas y redondeadas, tanto que personalmente me recuerda a los prototipos de antaño. El G-Code es un crossover ancho provisto de robustos pasos de ruedas con llantas de aleación de 21 pulgadas, gran altura y cortos voladizos.

El diseño exterior continua en sus faros LED, cámaras retráctiles que hacen la función de retrovisores situadas en la parte más lata de los pilares A y superficie acristalada envolvente.

mercedes-g-code-concept-nuevo-mini-suv-e

En a penas 4 metros, sus compactas dimensiones esconden la ultima tecnología en cuanto a la eficiencia energética.

El exterior cuenta con una pintura especial “multi-voltaica” capaz de hacer funcionar la carrocería como si de una célula fotovoltaica se tratara produciendo energía eléctrica proveniente de la luz solar y la energía electrostática que genera el roce del viento sobre la superficie de la carrocería.

Además la suspensión “power-on-the-move” envía la energía generada por el movimiento de los amortiguadores y resortes a un generador para producir energía eléctrica.

El prototipo cuenta con un motor turboalimentado de combustión de hidrógeno acoplado al eje delantero y un motor eléctrico para el eje trasero. La fuerza es enviada a las cuatro ruedas a través de un cambio de doble embrague y un árbol de transmisión eléctrica.

mercedes-g-code-concept-nuevo-mini-suv-e

El maletero guarda un par de scooters eléctricas para ampliar el rango de movilidad urbana.

El oxigeno liberado durante la sintesis del hidrógeno es reutilizado por el climatizador para ofrecer mayor calidad del ambiente incluso en urbes muy contaminadas. Por otro lado, mientras el G-Code circula va recargando las baterías de las dos scooters eléctricas ubicadas bajo el suelo del maletero para ofrecer mayor movilidad urbana.

Como veis el nuevo prototipo de Mercedes no solo nos da una visión del futuro modelo por debajo del GLA, sino que además es un alarde de tecnologías para la eficiencia y la utilización de los sistemas comunes para generar energía.

Noticia en motor.es