Actualizado 24/09/201502:44

Iberdrola ha presentado hoy en Bilbao su programa ‘Smart Solar’, con el que la eléctrica que preside Ignacio Galán quiere introducirse en el sector del autoconsumo energético en España aprovechando su inminente regulación por parte del Gobierno.

A través de este programa, Iberdrola ofrecerá a viviendas unifamiliares y empresas la instalación de una placa fotovoltaica en sus tejados y de una batería que permita almacenar la energía producida por el sol para ligarla a los hábitos de consumo.

La eléctrica realizará previamente un análisis “caso a caso” para aquellos clientes que se lo soliciten y, en caso de considerar que el autoconsumo es rentable, ofrecería la financiación de la inversión. Ésta podría rondar entre 10.000 y 12.000 euros para una vivienda unifamiliar, con un plazo de amortización de entre 7 y 10 años.

El desarrollo de las baterías es clave en la nueva oferta de Iberdrola, ya que permita acumula la generación solar producida durante el día y consumirla por la noche. Fuentes próximas a la compañía creen que el cliente podría reducir generar entre un 30% y un 70% de la luz que consume, reduciendo su dependencia de la red eléctrica.

El lanzamiento de ‘Smart Solar’ coincide con la inminente aprobación del real decreto de autoconsumo por parte del Gobierno. El Ministerio de Industria ya ha remitido a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos el real decreto que regulará la autogeneración eléctricas en los hogares para que sea tratado en Consejo de Ministros, según explican fuentes gubernamentales a EL MUNDO.

El texto ha sido duramente criticado por el sector solar al incluir un sobrecargo que lo hace “inviable económicamente” para potencias superiores a 10 kilovatios, es decir para pymes.

“El decreto ha sido ideado para entorpecer el desarrollo del autoconsumo y no para promoverlo como debería, como la medida de ahorro y eficiencia energética eficaz y sostenible que es, ya posible sin ningún tipo de subvención institucional”, advirtió el pasado martes en un comunicado el presidente de la patronal solar Unef, Jorge Barredo. Hasta el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, llamó al Gobierno a “no estorbar” el desarrollo de esta actividad en España y a eliminar “trabas”. La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, también advirtió de que los cargos contra el autoconsumo no estaban “justificados ni por la necesidad de contribuir al sostenimiento de las redes ni por tratarse de un recurso natural escaso”.

La fuerte presión social contra este sobrecargo a la generación doméstica de electricidad, bautizado como impuesto al sol, obligó al Ministerio de Industria a cambiar antes del verano el primer borrador de autoconsumo que había proyectado, disminuyendo los peajes y cargas administrativas a pagar por los hogares que tengan placas en sus tejados.

Visto en: http://www.elmundo.es/economia/2015/09/24/5602f18ae2704e6a798b45af.html