Un grupo de inversores vascos, liderado por varios ex trabajadores de la antigua Cegasa, reflotará la unidad de negocio de Nuevas Tecnologías del grupo vasco para producir baterías de litio-ion de última generación, para lo que invertirá un total de plazo de cuatro años, un total de 8 millones de euros en los próximos cuatro años.

La unidad productiva de Nuevas Tecnologías de Cegasa, el fabricante de pilas con sedes en Vitoria y Oñati que entró en concurso de acreedores en 2014, era una de las que, hasta la fecha, no tenía continuidad, después de que el resto de divisiones hayan sido absorbidas en los últimos meses por fondos de inversión y otras compañías.

La nueva firma llevará por nombre EUS Energy Storage y se ubicará en Bizkaia. En principio incorporará a su plantilla de manera paulatina a los 18 trabajadores de la unidad de Nuevas Tecnologías de Cegasa y prevé llegar a los 30 trabajadores en un plazo de cuatro años.

Cuenta como socio de referencia, con el grupo Reflectia, ubicada en Bilbao y especializada en Gases Industriales alternativos, Energías e Innovación, además del apoyo de otros grupos inversores industriales, privados, de la Diputación Foral de Bizkaia y del Gobierno vasco, a través de la Spri, que han subvencionado el proyecto por medio del Programa de Creación de Empresas Innovadoras.

Ángel Contreras y Jorge Chacón, promotores de EUS Energy Storage.

Ángel Contreras y Jorge Chacón, promotores de EUS Energy Storage. EL MUNDO

Producción

EUS Energy Storage centrará su producción en baterías de litio-ion de última generación, que, hoy día, todavía son prototipos de laboratorio y que irán destinadas al mercado eléctrico y de movilidad eléctrica.

Estas baterías avanzadas permitirán duplicar y hasta triplicar la autonomía de los vehículos eléctricos. “Las baterías de segunda generación, las actuales, dan una autonomía media de 160 km; las de tercera les darán entre 400 y 600 km”, explica Jorge Chacón, promotor del nuevo proyecto de almacenamiento energético y hasta hace unos meses director comercial de la Unidad Productiva de Nuevas Tecnologías de Cegasa Internacional.

Estas baterías de gran capacidad tienen, asimismo, un amplio mercado en el sector de las energías renovables, que necesitan este tipo de sistemas para almacenar la energía generada y evitar fluctuaciones en la producción eléctrica. “La energía eólica, o la solar, necesitan estas baterías, y cuanto mayores prestaciones tengan, mejor”, ha subrayado Ángel Contreras, responsable de desarrollo de producto en Cegasa y ahora promotor de la nueva firma.

La nueva compañía vasca completará durante los próximos tres o cuatro años, una primera fase, en la que fabricará las celdas electroquímicas necesarias para la producción de las baterías de última generación. A partir de ahí, en una nueva fase de dos años, tiene prevista nuevas inversiones, que aumentarán la facturación hasta los 150 millones de euros.

 

Noticia vista en: http://www.elmundo.es/pais-vasco/2015/06/22/55883be046163f22138b4589.HTML